EL CONOCIDO VETERINARIO RAÚL GREGORIO, VOLVIÓ ESPERANZADO DE UNA BICICLETEADA QUE REALIZÓ CON SU ESPOSA EL DOMINGO, DESDE LANÚS HASTA LA BOCA FRENTE A CAMINITO

Observé en el agua gallaretas, relata Gregorio, unas aves negras de pico amarillo adaptadas al agua, y me llamó mucho la atención. El agua ahi es muy negra, hay frenadores de basura en varios lugares. Más adelante ya vi gaviotas y garzas, y debajo del puente de la Boca, a un chico con una mojarrera. “¿Qué querrá pescar?”, me pregunté. El agua a esa altura es más amarronada y mi sorpresa mayor fue cuando me asomé a mirar, pegado a la costa, y estaba lleno de carpas, el pez, y se las veía a unos 20 centímetros de profundidad.  Un señor del Club de Regatas Almirante Brown, me comentó que “hoy (por el domingo) habían pocos peces, pero ayer habían muchisimo más”. ¿No es increíble? Ojalá que continúen mejorando la limpieza del Riachuelo- se ilusiona el doctor Gregorio.