HCD: TRES PROYECTOS A ANALIZAR Y UNA DEUDA PENDIENTE

POR MARTA SANTOS –

Ya comienzan las sesiones ordinarias en el HCD. El intendente hizo su exposición en sesión inaugural y ahora quedan pendientes tres proyectos recientes que ya tomaron estado parlamentario y una deuda: el nombramiento del nuevo Defensor del Pueblo.

Los tres proyectos (ver nota anterior) refieren a los vacunados fuera de cronograma, los llamados VIP por la prensa o traducción: personas muy importantes.

Estos proyectos ya han tomado estado parlamentario y fueron girados a la comisión de Gobierno para ser analizados y producir un dictamen. De lograrlo, deberá ser luego aprobado o rechazado, tal vez en la sesión del 19 de marzo. De no ser así, la próxima sesión debería ser el 2 de abril. Pero ese día es feriado, con lo cual se realizaría en otra fecha, a confirmar.

Si alguno de esos proyectos es rechazado irá -o irán- a archivo: allí concluye su historia. Si hay aprobación de los ediles, recién comenzará su envío a las instituciones que corresponden, las cuales seguramente se tomarán su tiempo para dar respuesta, si las dan. Podrían llegar cuando se hayan apaciguado los ánimos. Y recuerden: dentro de los vacunados, además de los esenciales ahora están los «estratégicos». Los concejales de Juntos por el Cambio no pueden desconocer esto pero tienen mayoría en las comisiones, por lo cual se espera que aceleren el despacho de comisión.

Del año pasado quedó una deuda pendiente: el nombramiento del nuevo Defensor del Pueblo, ya que el mandato del anterior -Alejandro Gorrini, que se postuló para un segundo período- venció el 18 de diciembre.

El candidato debe reunir al menos trece votos en el recinto -mayoría simple-. La negociación se hace previamente entre todos los ediles, después de que hayan considerado sus antecedentes y méritos, posterior al análisis de las impugnaciones. Este último paso ya fue realizado.

Rumores de pasillo indican que dentro del Frente no se ponen de acuerdo porque sus intereses están divididos: cada bloque apoya a distintos candidatos -recuerden que hay 14 postulantes- y parece que nadie cede para sumar el voto a uno solo de ellos. Además, en el acuerdo, también pesa para el oficialismo el tema de la gobernabilidad. Es política.

Y hasta que ese acuerdo no se produzca, la Defensoría estará acéfala. Actualmente está atendida por sus empleados y son responsables los tres directores que fueran nombrados por el Defensor anterior.

La elección del Defensor del Pueblo se debe realizar en sesión extraordinaria para la cual no hay fecha establecida.

Y es probable que siga dilatándose.