SOMOS BARRIOS DE PIE PROPONE LA CREACIÓN DE UN PROGRAMA PARA PREVENIR EL ACOSO CALLEJERO

En el marco de la Semana Internacional contra el Acoso Callejero, la organización Somos Barrios de Pie y Marea Feminismo Popular, presentaron este lunes ante el Honorable Concejo Deliberante de Lanús un proyecto de ordenanza en el que proponen la creación de un programa para prevenir el acoso callejero en el distrito, y que contempla campañas de prevención y concientización sobre esta problemática.

La presentación estuvo a cargo de la referenta de Marea Lanús, Lorena Dacosta, la cual destacó la importancia de que se trate el proyecto de ordenanza en el distrito ya que: «Comprende la concientización mediante la difusión de material en la vía pública, publicidad en medios locales, articulación con organizaciones civiles, sociedades de fomento, clubes de barrio, centros comunitarios, consejerías de género y dependencias públicas. Son las instituciones donde desarrollamos nuestra vida cotidiana así como los espacios públicos donde tenemos que hacer foco para visibilizar y combatir esta situación”. Y agregó: “La Ley 26.485 considera al acoso callejero como un tipo de violencia y, sin embargo, gran parte de la sociedad sigue pensando que el piropeo no es algo malo, por lo cual creemos necesario y urgente cuestionar y discutir en torno a estas situaciones que las mujeres, lesbianas, trans, travestis y gays, atraviesan”.

Asimismo, Dacosta sostuvo que las medidas que comprende el proyecto son de vital importancia para el distrito porque son prácticas comunes que forman parte de una problemática de seguridad pública y afectan la libertad, integridad y el libre tránsito para las mujeres y disidencias. En relación a esto mencionó: “Desde Marea elaboramos una encuesta, la cual venimos realizando en los distintos barrios de Lanús y también a través de las redes sociales para recabar datos locales sobre la gran cantidad de mujeres y disidencias que vivimos a diario el acoso callejero, y que nos afecta tanto física como emocionalmente”.

En ese sentido consideró necesario llevar la discusión a los espacios públicos pero también a las instituciones que poseen injerencia en situaciones de violencia, como las Comisarías de la Mujer o Juzgados de Paz, donde “muchas veces se burlan o desestiman estas situaciones porque no las consideran graves. Por lo cual, es fundamental pensar en la capacitación de profesionales y trabajadores para que estos hechos sean erradicados de nuestra sociedad”.

Para finalizar, destacó la labor llevada adelante por la Organización haciendo hincapié en la lucha por visibilizar la problemática para promover la construcción de barrios libres de violencia. “Queremos caminar libres y seguras”.